“Diálogos Anabautistas”: encuentros virtuales de la diferencia

Videoconferencia sobre “El pensamiento de Paulo Freire y la teología anabautista” el 24 de febrero de 2021. Diálogos Anabautistas. Videoconferencia sobre “El pensamiento de Paulo Freire y la teología anabautista” el 24 de febrero de 2021. Diálogos Anabautistas.

Según Martín Lutero, el mandamiento de “no decir falso testimonio sobre nuestro prójimo” implica que debemos escoger aquella interpretación caritativa que saque e ilumine lo mejor del “otro”. La manera de lograr esto es por medio del diálogo, no imponiendo dogmas por medio de una declaración doctrinal de fe o haciendo lista de herejías para extirparlas. Por esto creo que hay que celebrar iniciativas como “Diálogos Anabautistas”, espacios que, sin dejar de lado su identidad anabautista, o mejor dicho por esta misma razón, buscan profundizar en temas importantes y desafiantes en nuestros contextos latinoamericanos.

Estos coloquios virtuales a través de ZOOM comenzaron un miércoles 13 de mayo en plena pandemia mundial en el 2020. El comunicador chileno Víctor Rey, la teóloga colombiana Maria Elena Arango de la Iglesia Menonita de Teusaquillo y el argentino Luis María Alman Bornes del Consejo Pastoral de la Iglesia Anabautista Menonita de Buenos Aires (IAMBA) se reunieron por ZOOM y decidieron llevar adelante este proyecto que ya cuenta con más de 30 reuniones y que ha reunido hasta 100 personas en un solo encuentro.

El primer conversatorio titulado “¿Cuál es el aporte de la teología anabautista a la teología hoy?” buscaba, en palabras de Victor Rey, “reflexionar desde la teología anabautista sobre la crisis que se estaba teniendo en Latinoamérica”. Al principio pensaron que no iban a hacer más de 5 reuniones, sin embargo, el interés de las personas que participaron y la necesidad de buscar otros espacios de encuentros teológicos no institucionalizados los llevó a realizar más reuniones con temas como: el papel de la mujer en la iglesia, derechos humanos, arte, violencia, salud mental, abuso sexual, migración, el conflicto en medio oriente e incluso temas controversiales como el matrimonio igualitario y el desafío de ser una iglesia inclusiva.

Si los anabautistas quieren ser fieles a su propia tradición deben practicar lo que el teólogo anabautista Chris K. Huebner llama una de las principales virtudes epistemológicas de los menonitas, la paciencia. Solo practicando esta virtud se puede hablar de un compromiso real con el/la otro/a en una conversación abierta cuyos parámetros no se definen antes del encuentro, donde no hay cierres y donde siempre nos exponemos a recibir críticas. Solo existe verdadero diálogo cuando se toman en cuenta las diferencias. Un dato importante sobre estos encuentros es que aunque muchos de las personas que asisten y ponentes son anabautistas esto no ha sido obstáculo para que participen personas de otras denominaciones como reformados, bautistas, evangélicos en general, católicos e incluso gnósticos, agnósticos y ateos. Entre los ponentes se encuentran personas vinculadas al trabajo social, economía, antropología, psicología, arte, leyes y miembros y líderes y lideresas de diferentes iglesias anabautistas. Participaron también de estos encuentros personas conocidas en el campo teológico como Tomás Gutiérrez, Nancy Bedford, Tony Brun, Isaac Villegas, Alix Lozano, Bruce Fish, Carlos Martínez, Daniel Schipani, Eizabeth Soto Albrecht y Fernando Enns.

Para Víctor Rey es importante un espacio como este ya que vuelve “más democrática la educación teológica” y muestra que “no se necesita una gran estructura institucional, mucho dinero, personal y llenarse de trámites y papeleos”. Luis María Almán Bornes destaca el hecho de que hace algunos años solo un pequeño grupo podían participar de conferencias y diálogos como los que se están dando en “Diálogos Anabautistas” y ahora se puede acceder con más facilidad a escuchar a intelectuales y teólogos/as que ayuden a profundizar en las aguas del anabautismo.

El grupo organizador se reúne dos veces al mes por ZOOM y proponen temas para los encuentros, luego hacen un afiche, gracias a la ayuda de Magali Salcedo de la Iglesia Bautista Universitaria de Ecuador, y lo difunden por redes. La dinámica de los encuentros es bastante sencilla: se comienza con una bienvenida general, luego una presentación de los y las ponentes, se continúa de manera libre con una serie de preguntas y comentarios de las personas que asisten, luego se regresa la palabra al expositor o expositora para que conteste las interrogantes y se termina con una conversación general donde cualquier persona puede participar. En el 2020 se realizaron estos encuentros cada semana y ahora en este nuevo año se están reuniendo cada 15 días. Uno de los desafíos que tienen por delante, según Víctor Rey, es cambiar un poco el formato y no contar solo con un/una ponente hablando ininterrumpidamente sino hacer dialogar a varias personas a la vez. Para María Elena Arango otro de los desafíos es profundizar en temas como el liderazgo. María Elena cree que algunas comunidades anabautistas están traicionando su propia eclesiología al practicar un liderazgo piramidal o vertical.

En mayo del 2021 se cumple un año de “Diálogos Anabautistas” y Luis María Almán Bornes está agradecido con el apoyo que han recibido de personas, iglesias menonitas, de la hermandad en Cristo e instituciones como el Seminario Semilla, SOS Colombia y el Movimiento de Mujeres Anabautistas Haciendo Teología desde América Latina (MTAL). “El anabautismo todavía está a descubrirse en América Latina” nos dice Luis María y estos encuentros son una forma de profundizar en esta rica tradición cristiana que tiene como eje central en su misión la comunidad y la búsqueda de la reconciliación.

Siguiendo la interpretación caritativa de Lutero, el teólogo John F. Hoffmeyer afirma que la frase “regocíjense en la verdad” del himno al amor en la primera carta a los Corintios en el capítulo 13, significa que debemos regocijarnos en interpretar a la otra persona de manera paciente y amable, en lugar de buscar ganar una discusión de manera arrogante. Esperemos que espacios como “Diálogos Anabautistas” sigan proponiendo nuevas formas de relacionarnos con personas que no piensan como nosotros y de esta manera hacer honor al mayor promotor de encuentros con la diferencia, Jesús de Nazaret.

Jonathan Minchala

Jonathan Minchala Flores estudió grado y posgrado en comunicación, literatura y estudios de la cultura. Read More

Sign up to our newsletter for important updates and news!